Home » Historias de vida » El cuarto de siglo

El cuarto de siglo

Y llegaron los 25 nomás. Pensar que hace 10 años estaba emocionadísima e histérica por mi fiesta, me acuerdo que lo único que quería era que apareciera el mozalbete que me gustaba en aquel momento…  que por supuesto no tenía idea que me gustaba ya que era una vergüenza que todos se enteraran que te gustaba alguien y blah blah blah. Hoy las chicas de 15 se visten y se comportan como trabajadoras sexuales, salvo que, bueno… no cobran. Perdón, me salió el lado amargado, parece que me estoy haciendo adulta y cada año que pasa aumenta de manera exponencial mi intolerancia a los adolescentes.

En fin, 10 años después de aquel glorioso momento (?) puedo decir que si bien mi vida no es como para hacer una película de acción (sí podría ser como para una película europea de esas con muchos diálogos que le aburren a la gente como mi hermano, o mi novio, o al 95% de la población), he hecho varias cosas de esas que quería hacer cuando era una tierna e inocente niñita con flequillo e incisivos más grandes y separados de lo normal.

Tengo casi una licenciatura debajo del brazo, he viajado por el viejo continente y aprendido un par de idiomas, me fui de la casa de mis viejos (para vivir en sucuchos varios en tanto que estudiante de intercambio y pasante para luego volver a lo de ellos y acto seguido meterme en la casa de mis suegros, pero eso es un tema que no viene al caso), conservo mis viejas amistades, que no son muchas pero son buenas, y he logrado añadir un par de “joyas” a la colección…

Pero claro, todavía me faltan muchas cosas por hacer. A decir verdad, desde hace un par de semanas oscilo entre el “mierda, he hecho bastante” y el “mierda, mis expectativas para este momento de mi vida no coinciden con la realidad”. La crisis de los 25 me está pegando, pero al mismo tiempo, tomando en cuenta que he vivido en crisis conmigo misma desde aproximadamente los 14 años, tampoco es un gran cambio.

En fin, hoy voy a pedir 3 deseos (un trabajo, un departamento, un gato… listo ya está), desearme un feliz cumpleaños y un buen año a mí misma, disfrutar los regalos (el muchacho se pasó una vez más) y los llamados, comer como una bestia y probablemente ponerme en pedo el fin de semana.

El lunes veremos.

Advertisements

One thought on “El cuarto de siglo

  1. Pingback: Cuidado con lo que deseas… | Tamara por ahí

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s